Jesús Cintora aterriza en CNIS

De la mano de Berger Levrault (Aytos, Absis y Tecnogeo), Jesús Cintora, el renombrado periodista de A3 Media, aterrizó en la novena edición del CNIS ofreciendo a los asistentes al auditorio una interesantísima entrevista. “¿Realmente nos transformamos?” fue el punto de partida de “El chéster de Cintora” en el que se sentaron Iñaki Guillerna (Diputación de Álava) y Jaime Gragera (Diputación de Badajoz).

Un espacio que, gracias a uno de los patrocinadores principales del Congreso, dio un giro de 180 grados al auditorio y que, cambiando la mesa por una butaca y un sofá, nos permitió ver más allá en materia de administración electrónica. De todos es bien sabido que se vive muy bien en los pueblos pero no sólo en verano. La transformación digital también ha llegado a los municipios más pequeños de España aunque, en palabras de Gragera, “a veces se hace complicada”.

Entre otras cosas es precisamente la conexión a Internet lo que falla en determinados puntos de España. Conexión a la que Cintora se refirió como una “materia prima” dentro de la e-administración.

Hay muchas brechas en esta transformación digital ya que los ayuntamientos más pequeños apenas se han tenido en cuenta. De hecho, hay cerca de 8.000 ayuntamientos pequeños en todo el territorio español que sufren a diario deficiencias para poder cumplir, entre otras cosas, la Ley 11/2007.

En este sentido, “Hay problemas en todos los territorios” aseguró Guillerna. De hecho, “Nosotros, en el territorio de Álava, hemos tenido que sacar un PEBA (Plan Especial de Banda Ancha) junto con el Gobierno Vasco y las diputaciones de Guipúzkoa y Bizkaia que nos ha permitido llevar la banda ancha a todos los núcleos (no municipios) con población del territorio de Álava incluidos aquellos en que sólo vive una persona”. “Parte del futuro de estas poblaciones dependen también de poder acceder a banda ancha”, aseguró.

En este punto se produce la comprensión por parte de los ciudadanos que ven cierta mejora en la forma de relacionarse con la administración. Sin embargo, la resistencia a los cambios y la necesidad de los ciudadanos de acercarse al ayuntamiento para ir a ver al Alcalde o Secretarios son la cara B de la moneda de esta transformación.

De hecho, esto mismo se produce a diario en uno de los municipios de más de 10.000 habitantes perteneciente a la Diputación de Badajoz. En palabras de Gragera, “cuando un ciudadano recibe una notificación electrónica en su casa, la dobla ciudadosamente y se la guarda en el bolsillo. Al día siguiente va a la unidad administrativa y, en presencia del funcionario la abre y le dice: cuéntame de qué va esto”. Esta situación suele darse porque el ciudadano se siente más protegido bien sea porque conoce a la persona del pueblo o mismamente porque le ha atendido bien en situaciones anteriores.

NO TE PIERDAS EL VÍDEO DE: “EL CHÉSTER DE CINTORA”